Historia

Las pinturas rupestres, las calles moriscas o las diferentes edificaciones que existen en Bicorp nos descubren las vivencias de un pueblo con una gran historia.

Pocas poblaciones pueden enorgullecerse tanto como Bicorp, de conocer sus más remotos antecedentes gracias a las representaciones pictóricas que, desde los albores de la ocupación humana de estas tierras, han llegado hasta nosotros.

Estas representaciones constituyen una visión muy exacta de las formas de vida que tuvieron nuestros más lejanos antecesores. Escenas domésticas, religiosas, las figuras humanas y animales describen a la perfección su constitución física, hábitos, costumbres, animales con los que convivían y de los que se alimentaban y lugares y entorno en el que habitaban. Buena muestra de ello es la existencia de las Cuevas de la Araña con la escena de la recolección de la miel, única en el mundo y nombrada patrimonio de la humanidad. Los árabes fueron los fundadores del pueblo y la llamaron Buquerben, que significa «Hijo de Al-Ben-Bucar». Es por ello que Bicorp fue antiguamente una alquería musulmana dividida en dos baronías: Bicorp y Benedriz. Cabe destacar que, antiguamente, muchos de los pobladores de Bicorp vivían en Benedriz, situado en las montañas y del que actualmente solo quedan las ruinas. Estos pobladores, debido a las constantes inundaciones que ocurrían en sus tierras, decidieron moverse a lo que actualmente es Bicorp. Según el documento escrito más antiguo conservado, las alquerías de Bicorp y Benedriz fueron donadas por el rey Don Jaime I a Sancho Martín de Oblites, su primer señor, en el año 1259.

Los moriscos permanecieron en estas tierras hasta 1609, año de su expulsión. Habiendo sido publicado el bando de su expulsión, en las tierras de Bicorp hubo un grupo de moriscos rebeldes que no querían abandonar sus tierras. Don Luis Castellá de Vilanova, Conde del Castellá y Barón de Bicorp, fue el encargado de acabar con la rebelión con la ayuda del tercio de Lombardía. Es por ello que inició una marcha hacia Bicorp con un gran ejército, estableciéndose en un fuerte construido en lo alto de la montaña, parte de él aún en pie actualmente y denominado Fuerte de La Pedrizas.

Finalmente, después de varias disputas e intentos de conseguir la redención de los moriscos mediante mediadores, decidieron atacarlos. En la fecha de sábado 22 de noviembre de 1609, el Conde, junto a su ejército, marchó hacia la batalla. Camino a la lucha vieron a un grupo de moriscos bajando de la montaña con una cruz en brazos y con intención de pedir perdón y rendirse, pidiendo que les dejaran embarcar y abandonar España. El Conde aceptó su rendición y así concluyó la expulsión de los últimos moriscos en la Villa de Bicorp. Todavía puede verse en la fachada del castillo, el escudo de armas de Luís de Castellar Olim de Vilanova quien fue nombrado primer barón de Bicorp y primer barón de Benedrís en 1392 por el rey Juan I de Aragón.

 

 

Se han conservado multitud de documentos relativos a la expulsión de los moriscos, que significó una merma significativa en la población, y la repoblación, proveniente en su mayoría de Aragón y Baleares.

A principios del siglo XVI, tuvo lugar en el antiguo reino de Valencia un levantamiento popular contra el sistema feudal conocido como Germanía. El Virrey hizo un llamamiento a la nobleza para que acudiese a concentrarse con sus fuerzas en Gandia. Y allí, entre otros muchos, se presentó el señor de Bicorp D. Luis de Vilanova, que participó en los combates de Xátiva, uno de los puntos importantes de la rebelión.

Destacan también las participaciones en la guerra con Francia, con hombres, dinero, armas y avituallamiento. Y finalmente en la guerra civil, de la que Bicorp afortunadamente apenas notó sus efectos. A mediados del siglo XX la población experimenta una acusada emigración hacia otras zonas del país, principalmente por la carencia de industrias y escasos rendimientos agrícolas. El dia 11 de Agosto de 1961 se autoriza al Ayuntamiento de Bicorp a adoptar su propio escudo heráldico.

 

 

El Ecomuseo de Bicorp ha realizado un Archivo Fotográfico donde se preservan todas las costumbres de los vecinos y vecinas de Bicorp:

ARCHIVO FOTOGRÁFICO